ALEJANDRITA

ALEJANDRITA

 

La alejandrita es un mineral perteneciente a los crisoberilos, el mismo grupo de minerales que la esmeralda. Descubierta en 1830 en la minas de esmeralda de Tokoyava en las montañas del Ural en Rusia, el nombre alejandrita le fue puesto por el mineralogista finlandés Nordensköld en honor al zar Alejandro II en 1842. Es extremadamente resistente con una puntuación de 8.5 en la escala de dureza de Mohs.

La particularidad de la alejandrita es su capacidad de cambiar de color según la luz bajo la que se le ve. Con luz natural se ve verde, mientras que con luz artificial se torna roja y bajo luz de neón se vuelve gris. Esto se debería a la presencia de cromo en su composición. También puede poseer tonos secundarios verdes, rojos y amarillos. Por esta particularidad se le ha llamado "esmeralda de día, rubí de noche".

Estos colores eran los del ejército imperial ruso por lo que rápidamente se convirtió en un símbolo zarista. Por ello llegaron a sobreexplotarla y a casi agotar las minas existentes en Rusia.

El autor ruso Nikolái Leskov le atribuyó en una de sus novelas el poder de aumentar la intuición y permitiría entrever el futuro. Se cuenta efectivamente que mediums la habrían usado para ver el futuro. Para hindúes y ceilandeses (Sri Lanka), es un mineral que atrae la suerte, la prosperidad y la longevidad. Se dice también que existe un tipo de alejandrita muy rara la cual es una piedra sagrada para los tibetanos que permitiría a magos entender a los animales.

Por un lado es fuente de imaginación y creatividad se considera que por cambiar de color ayuda a combatir la tristeza y los excesos de todo tipo al generar confianza y esperanza. Por otro lado atrae el amor y la suerte y ayuda a acercar las almas gemelas y reforzar el amor dentro de las parejas. En quién la lleva puesta aumenta la compasión hacia los demás, fomenta la ayuda desinteresada y la fuerza para perdonar y sanar. Para quién esta en una mala situación, es una aliada para tomar decisiones importantes y para tomar distancia frente al problema para poder reflexionar.

En el plan físico, preserva el corazón y el cerebro al facilitar la circulación sanguínea protegiendo el sistema cardiovascular. También ayuda a eliminar el colesterol malo a la vez que fortalece el sistema nervioso y linfático además de cuidar el páncreas, el hígado y el bazo. Se cree que puede ayudar a quién sigue un tratamiento largo contra padecimientos físicos o psicológicos.

Las alejandritas de mayor calidad y las más reputadas son las de Rusia, a pesar que sus yacimientos estén casi vacíos. Existen yacimientos de este mineral en Birmania, Madagascar, Sri Lanka, Estados Unidos, Brasil y Tasmania. Muchas de estas son de menor calidad que las provenientes de Rusia por lo que algunas no cambian de color según la luz por ejemplo.