TANZANITA

TANZANITA

 

La tanzanita es la variedad azul de la zoisita, un mineral que pertenece al grupo de los silicatos. La zoisita fue descubierta en 1805 por el gemólogo alemán A.G. Wagner pero en su variedad opaca y café amarillenta.

La tanzanita fue descubierta en 1967 por las tribus Masáis del norte de Tanzania, en un área que cubre 10 a 20km2 en las faldas del volcán Kilimanjaro. Es el único lugar de extracción de esta gema en el mundo. Se estima que esta tiene alrededor de 600 millones de años.

El color de esta gema abarca del azul vibrante al violeta. Su coloración se debe a que la tanzanita posee 3 escalas de colores que se interponen, el azul, el rojo con violeta y café amarillo verduzco (color bronce) y que se pueden apreciar según el ángulo en el que se observa la piedra y como fue tallada. En general se busca resaltar los tonos azules, lo cual se logra también al tratar la tanzanita con calor.

El nombre le fue puesto por Tiffany’s, la primera casa de joyería en tener en su posesión una tanzanita luego de su hallazgo.

Cuenta una leyenda que la tanzanita fue encontrada por un grupo de pastores Masáis luego de un incendio forestal. Las piedras usualmente cafés dispersas en el suelo se habrían vuelto azules por el efecto del calor.

El color azul es sagrado para los Masáis. Los jefes de estas tribus tienen por tradición obsequiar tanzanitas a los nuevos nacidos como símbolo de bendición, deseándoles una buena salud y una vida plena y bella.

Al encontrarse únicamente en Tanzania en un área muy reducida, se estima que los yacimientos de esta gema se agotaran en las próximas décadas. Por su escasez, se teoriza que la tanzanita es mil veces más rara que el diamante. Se ha propuesto que sea categorizada como la quinta gema preciosa junto al diamante, el rubí, el zafiro y la esmeralda.

Las tribus Masáis que comercializan la tanzanita no se interesan en las demás gemas que se hallan en el área, entre las cuales encontramos granates, rubíes y diamantes.

La tanzanita esta vinculada con 3 chakras; el de la garganta, el del tercer ojo y la coronilla. Se dice que estimula la imaginación, la creación artística, el talento literario y el humor. Sería también de ayuda con la memoria además de excitar la curiosidad.

Además de influir en la superación personal, es también aconsejada a quién necesita seguir adelante. Se dice tiene beneficios sobre la vista y el oído, fortaleciendo la intuición y las percepciones extrasensoriales. Se recomienda para la meditación al ser una guía espiritual.

En el plan físico, se dice que la tanzanita tiene un efecto potenciador en el cerebro. Esta activación cerebral resulta en la regeneración del cuerpo además de facilitar la irrigación del sistema nervioso y el buen funcionamiento del sistema digestivo y renal.

Su peso raramente rebasa los 100 gramos. Existen algunas variantes de esta gema; entre ellas podemos encontrar la tanzanita camaleón con sus reflejos de múltiples colores y la variante ojo de gato.

La tanzanita más famosa es la Reina del Kilimanjaro. Con un peso de 242 quilates (poco más de 48 gramos), esta fue montada en una tiara junto a 803 tsavoritas (granates verdes) y 913 diamantes. Fue creada por Tiffany’s y es parte de la colección personal de Michael Scott, el CEO de Apple.